Close

Los Colores de nuestros temperamentos, ¡pintemos un mundo más bonito en Familia!

Hay en nosotros una huella digital de colores.

Esa huella está formada por distintos elementos. Algunos de los que están a la vista, como el color de nuestro cabello y tono de piel-por ejemplo, venían en nuestro ADN. Más allí -en el ADN- también nos regalaron un “sello especial” de colores: Nuestros Temperamentos.

Por supuesto han intervenido muchos factores para que hoy podamos ser quienes somos. Algunos de esos factores son:

  • Las experiencias que has vivido -desde tu más tierna infancia, luego en tu adolescencia y vida adulta.
  • Los patrones de crianza que integraste.
  • Tus relaciones.
  • Lo que has aprendido.
  • Lo que has elegido -de manera consciente e inconsciente.

Más con los temperamentos, así como los estilos de comportamiento, canales de aprendizaje e inteligencias múltiples (entre otros), aunque tengamos de todos, siempre hay rasgos que se hacen presentes en nosotros con tal fuerza, que parecen dominar nuestra vida.

Así mismo para nuestros hijos.

Pregúntate, si te has encontrado luchando contigo mismo por…

“Ser muy mandón/mandona”

“Hablar mucho y concretar poco”

“Ser perfeccionista y hasta obsesivo/a”

“Quedarse tan quieto, que hay que verificar si aún respiras”

O tus hijos…

“Tienen una fuerza arrolladora- que incluso sientes que te llevan por delante”

“Requieren movimiento, novedad.. tanto que les cuesta concentrarse y concretar tareas”

“Son tan sensibles que a veces crees que podrían llegar a la depresión”

“Tienen un ritmo tan pausado que sientes que requerirán esta vida y la otra para completar sus actividades”

¿Has visto esas sombras en ti? ¿Las has visto en tus hijos o en tu pareja? ¿Te conectas mucho con una…? ¡Quizá te viste en varias o incluso en todas!

No te alarmes, que si hay sombra es porque hay luz.

De seguro en alguna oportunidad te has sentido a gusto debido si te reflejas en alguna de las siguientes frases:

“Fue  gracias a tu esfuerzo y liderazgo que lo logramos”

“Tu don de gentes y carisma fueron fundamentales para lograrlo”

 “Tu planificación y la habilidad para cuidar los detalles, han hecho la diferencia”

 “Tu habilidad para escuchar y ayudarnos a conciliar es invaluable”

Y en el caso de tus hijos…

“Tienen una determinación con la que sabes que lograrán lo que se propongan”

“Tienen la facilidad de conectar con la gente, expresarse y convencer”

“Tienen un gran mundo interior, son creativos  y con poseen muchas habilidades artísticas”

“No se perturban fácilmente, escuchan y traen paz y armonía”

¿Has visto esas luces en ti? ¿Las has visto en tus hijos o en tu pareja? ¿Te conectas mucho con una…? ¡Quizá te viste en varias o incluso en todas!

Bueno, bienvenido/a a los colores del temperamento.

Desde el Método M Á X I MO se ha hecho un desarrollo maravilloso -en el que seguimos trabajando y profundizando- de los temperamentos (basados originalmente en las reflexiones de Hipócrates y luego en el libro de Florence Littauer), sumado a los colores y que hoy, te quiero compartir.

Existen cuatro colores básicos si hablamos de temperamentos: Amarillo, Rojo, Verde y Azul.

Cada uno lleno de luces y potencialidades de la misma manera en la que tienen sombras y posibilidades de crecimiento, si eliges aprender, reconocer y abrazarlos.

Y te digo abrazarlos, porque los 4 colores YA HABITAN EN TI. Del mismo modo que en tus hijos, familiares y demás personas con las que te relacionas.

Vamos uno a uno con estos colores que hacen parte de la maravillosa paleta con la que podrías elegir ¡pintar un mundo más bonito en familia!

ADVERTENCIA

Quiero insistirte firme y amorosamente, que mires los colores como elementos que hacen parte de ti, así como de los demás. NO los veas como etiquetas, ni para ti, ni para tus hijos o las demás personas que amas.

¡Ahora sí a los colores!

Vamos a ver de cada uno, las características, luces, sombras y cómo podemos abrazarnos y a los demás desde esta paleta de color.

SOY EL AMARILLO Y SOY ACCIÓN

El Amarillo puede ser:

  • Decidido
  • Audaz
  • Eficiente
  • Práctico
  • Independiente

como también:

  • Iracundo
  • Impaciente
  • Sarcástico
  • prepotente

Sus luces

  • Líder
  • Asertivo
  • Determinado
  • Práctico
  • Enfocado

Sus sombras

  • Interrumpe
  • Impaciente
  • Desafiante
  • Dureza
  • Impulsividad

Para abrazar el AMARILLO que habita en ti requieres

  • Aprender a mantener el foco
  • Respirar antes de actuar y Respirar el doble antes de hablar.
  • Hacer tiempo para detenerme.

Para abrazar  a los demás desde el AMARILLO que habita en ti requieres

  • Explicar, con amorcito
  • Confiar en las capacidades de los demás
  • Ceder el control (aunque sea de vez en cuando)

SOY EL ROJO Y SOY EMOCIÓN

El Rojo puede ser:

  • Comprensivo
  • Entusiasta
  • Simpático
  • Compañerista
  • Comunicativo

como también:

  • Voluble
  • Impulsivo
  • Egocéntrico
  • Exagerado
  • Indisciplinado

Sus luces

  • Entusiasta
  • Sociable
  • Gran Anfitrión
  • Empático
  • Relajado

Sus sombras

  • Falta de Foco
  • Procrastinación
  • Desorden
  • Impulsividad
  • Hablar más de la cuenta

Para abrazar el ROJO que habita en ti requieres

  • Comprometerte sólo a lo que puedes y/o realmente quieres hacer
  • Terminar una cosa antes de pasar a otra
  • Amarte y no “darte tanto palo”

Para abrazar  a los demás desde el ROJO que habita en ti requieres

  • Hablar menos, escuchar más
  • Cumplir lo que prometiste
  • Contagiarles tu entusiasmo

SOY EL VERDE Y SOY ORGANIZACIÓN

El Verde puede ser:

  • Minucioso
  • Perfeccionista
  • Creativo
  • Idealista
  • de Buen gusto

como también:

  • Pesimista
  • Crítico
  • Inflexible
  • Vengativo
  • Introvertido

Sus luces

  • Organizado
  • Puntual
  • Disciplinado
  • Ordenado
  • Observador

Sus sombras

  • Obsesión por el orden
  • Seco
  • Poca tolerancia a la presión
  • Terco
  • Sensibilidad alta

Para abrazar el VERDE que habita en ti requieres

  • Reconocer mi propia sensibilidad
  • Incluir en mis planes algo inesperado
  • Animarme a expresar mis sentimientos

Para abrazar  a los demás desde el VERDE que habita en ti requieres

  • Mirar a los ojos
  • Dar y aceptar muestras de afecto (se siente bien)
  • Ser un poco más flexible

SOY EL AZUL Y SOY CONCILIACIÓN

El Azul puede ser:

  • Calmado
  • Eficiente
  • Diplomático
  • Conservador
  • Estable

como también:

  • Indeciso
  • Desconfiado
  • Introvertido
  • Pretencioso
  • Difícil de motivar

Sus luces

  • Organizado
  • Puntual
  • Disciplinado
  • Ordenado
  • Observador

Sus sombras

  • Ritmo lento
  • Timidez
  • Duda
  • Estoico
  • Evita el contacto visual

Para abrazar el AZUL que habita en ti requieres

  • Aprender cosas nuevas
  • Preguntar cuando tengas dudas
  • Practicar tu capacidad de tomar decisiones

Para abrazar  a los demás desde el AZUL que habita en ti requieres

  • Hablar más, tienes mucho que aportar
  • “Apretar un poco el paso”
  • Ayudar a conciliar desde tu capacidad de escuchar imparcialmente.

Ahora con la consciencia, que te da comprender esta información:

  1. ¿De qué te das cuenta?
  2. ¿Cuál es tu paleta de color? ¿y la de tus hijos o otros seres amados?
  3. ¿Qué colores eliges potencializar en ti?
  4. ¿Cuáles podrías potencializarlos en tus hijos?
  5. ¿Cómo podrían pintarse un mundo más bonito en Familia?

“Soy único, 

mi combinación me hace ser quién soy.

Yo elijo cada día cómo quiero

 trabajar y trabajarme para 

prosperar”

Déjanos saber si te ha gustado el artículo, lee el anterior si te lo perdiste y cuéntanos sobre qué quieres hablar o profundizar.

Por lo pronto te proponemos seguir comprendiéndonos y a los que amamos para que podamos conectar y desde allí prosperar.

Si quieres conocer más sobre los colores de los temperamentos y más puedes seguirme en @vivianjimenez.trascende

Comparte este articulo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial