Close

5 preguntas que te ayudarán a Integrar los Estilos como una herramienta de crianza

Retomando la idea de que cada ser es diferente, en sus intereses, habilidades y demás, nos hemos detenido en el punto de cuán diferentes somos en nuestros estilos. Tanto padres como hijos (si aún no lo has visto, ve a nuestro Aprendo de la semana para conocer más acerca de este tema).

Así que, en esta entrada, vamos a trabajar para integrar los conceptos de cada estilo.

Lo primero que queremos invitarte que hagas, es recordar un poco qué estilo dominaba en tu propia crianza, ¿tenías un Papá más VOLUNTAD -del tipo “¡porque yo lo digo y punto!”, o quizá tu mamá actuaba así… se hacía lo que se tenía que hacer y tú te convertiste en una persona enfocada; o más bien eran tan flexibles contigo, te preguntaban por todo (MENTOR), te daban gusto en todo, te dejaban elegir (¿tal vez tanto que a veces querías pedirles que “te dieran órdenes”?); o todo se hacía en consenso, como EQUIPO? (Ver los ESTILOS)

NO estamos aquí para juzgar, recuerda que es más sano confiar en que cada quien hace lo mejor que puede con lo que tiene, así que después de agradecer a tus padres por la forma en que te criaron, lo único que queremos es, que trates de identificar sus estilos parentales para así encontrar qué consecuencias sientes que esos estilos tuvieron -y quizá aún hoy, tienen en ti.

Ahora queremos que pienses: ¿Cuál era mi estilo cuando era un niño… y cuándo fui adolescente? (Recuerda tener papel y lápiz a mano para que trabajes en tu proceso)

Las 5 preguntas

  1. ¿Cómo me hacía sentir la forma en que mis padres me educaron?
  2. ¿Me sentía inspirado o más bien, atacado?
  3. ¿Cuándo me sentía más motivado y comprometido a hacer lo que sabía que tenía que hacer?
  4. ¿Cuáles fueron las 3 cosas más positivas que siento que formaron en mí mis padres con su manera de educarme? ¿Y las 3 que más me cuestan y/o quisiera cambiar?

y la pregunta del millón:

  1. ¿Qué haría diferente?

Después de tomar tiempo para recordar, sentir, pensar y escribir, te animo a darle tiempo a la reflexión e integración de este proceso.

Reconoce cuál es tu Estilo dominante (VOLUNTAD, EQUIPO o MENTOR) y trabaja en sacar de él el mayor provecho y por otra parte, entrena las habilidades de los otros dos estilos que no son tan fuertes en ti, para que te conviertas en el mejor p/madre líder que tus hijos pudieran tener.

Sin duda aunque consideramos que todo y todos somo susceptibles a mejorar, creemos que tenemos cosas maravillosas que hemos recibido de nuestra crianza, de manera que te animamos a tomar lo de mejor de ello y del ejemplo de los estilos de tus padres, para repetir lo que sientes que funciona -no solo para el momento, sino para la vida y que sigas trabajando por cambiar y mejorar todo aquello que sientes que debe ser de otra manera, de una manera más respetuosa y firme a la vez.

¡Trabaja con estas 5 preguntas y déjanos saber cómo resulta para ti!, Y si aún no lo has hecho ve nuestro soy ejemplo del mes.

Recuerda que Eres Ejemplo, que siempre hay mucho por  Aprender y que lo que Aprendes debes Integrarlo.

 Saca el máximo provecho de las herramientas prácticas que te compartimos en Aplica y finalmente Conecta antes de corregir.

Comparte este articulo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial