Close

5 pasos para fomentar HÁBITOS, NORMAS, RITMOS, LÍMITES Y RUTINAS de hoy para la vida

¿Qué si comen bien, que si duermen bien, que si son educados o “bien portados, que si respetan las normas…? Te cambio todas esas preguntas por ésta:

¿Viven mis hijos en línea con su propósito de vida? ¿Lo hago yo?

 

NO hablo de descuidar los detalles cotidianos, hablo de incluirlos en el plan mayor: la ¡Educación para la vida!, esa que tiene como fin prosperar y no únicamente sobrevivir.

Cada familia es tan particular como la suma de los individuos que la componen y por ello resulta pretencioso tratar de dar “la fórmula o estrategia” para formar éstos 5 aspectos en la vida de tus hijos. El trabajo va más allá (mucho más) y es un trabajo que solo pueden hacer como familia.

La invitación de éste post es a revisar las particularidades de tu familia y diseñar un plan que alineado con sus propósitos de vida integre de manera armónica, razonable y útil las acciones cotidianas para sumar a la consecución de sus metas grupales e individuales.

Ya viste las necesidades de sueño en nuestro post de aprendo de la semana (si no lo has visto te animo a hacerlo ahora) y cómo éstas habrán otras necesidades con poco o ningún espacio de negociación en tu familia de acuerdo a sus condiciones particulares, para darte un ejemplo, tengo un amigo que solo podía compartir con su hija a las 11 de la noche al llegar del trabajo, porque además estudiaba los fines de semana, y pese a comprender que su chiquita necesitaba más sueño, para ellos alimentaban más esos minutos de juego, amor y conexión cada noche.

Es una tarea importante revisar punto a punto cada aspecto y definir que es fundamental para nosotros como familia, qué encaja o se requiere para que avancemos según lo que nos hemos planteado (si deseas ayuda para trabajar en conectar con el propósito personal y familiar, déjanos saberlo escribiendo en los comentarios de éste post). algunas preguntas que pueden ayudarte a fomentar en tus hijos éstos 5 aspectos:

  • ¿Qué queremos lograr alrededor de la comida y el bienestar físico en general?
  • ¿Qué lugares frecuentamos y qué normas se nos exigen allí?
  • ¿Enseñamos a nuestros hijos esas normas, les damos oportunidad de practicar en terreno seguro, sin juicios, castigos, ni humillaciones?
  • ¿Equilibro los ritmos de contracción y expansión?
  • ¿Soy consciente de los tiempos, capacidades e intereses de mis hijos?
  • ¿Soy más del tipo “doy órdenes” o “hago preguntas”?. Las preguntas activan la parte de nuestro cerebro (más del cerebro muy pronto) que se encarga del pensamiento y aprendizaje.

Aquí tienes los 5 PASOS

  1. Clarifica el propósito. Tuyo y de tus hijos, para que los articulen.
  2. Pon las 4 lupas (descarga el ejercicio aquí) sobre cada uno de los 5 aspectos y toma decisiones.
  3. Trabajen en equipo. Pongan los puntos sobre la mesa y busquen acuerdos. Recuerda la balanza de amabilidad y firmeza (o mírala aquí)
  4. Dividan el trabajo. Todos “ponen, todos comen…todos lavan” A cada quién lo que puede hacer para sentirse útil, desarrollar capacidades y contribuir.
  5. Permite que tus hijos tomen decisiones de acuerdo a su edad, necesidades y capacidades; y que asuman las consecuencias de sus actos (pero si fallan, no les digas: “te lo dije”, mejor acompáñalos a encontrar soluciones)

Lleva a la práctica éstos 5 pasos y déjanos saber cómo resulta para ti!, Y si aún no lo has hecho descárgate nuestro ejercicio de consciencia.

Recuerda que Eres Ejemplo, que siempre hay mucho por  Aprender y que lo que Aprendes debes Integrarlo. Saca el máximo provecho de las herramientas prácticas que te compartimos en Aplica y finalmente Conecta antes de corregir.

 

Comparte este articulo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial